En mi tercera intervención en OFN (el podcast de mi amigo @andres_sanchis ), elegí el mismo tema por el que me decanté la primera vez: El SEO desde el punto de vista del desarrollo Web. Los motivos son variados, pero el principal era comprobar si lo que vaticinábamos en mi primera intervención respecto a Google y sus intenciones y acciones referentes a la optimización de buscadores se han cumplido, o no. Si quieres averiguarlo, sigue leyendo.

EL CONTENIDO SIGUE SIENDO EL REY

La realidad es que muchas de las técnicas y medidas en el campo del SEO siguen estando mal orientadas de base, ya que en lugar de focalizar esfuerzos en crear contenido atractivo para las personas, casi siempre buscan explotar las características de la última actualización del algoritmo del buscador Google con toda una serie de pequeños hacks con los que, en el mejor de los casos, temporalmente, mejorar en los resultados de búsqueda.

En serio, ¿alguien cree que lo más inteligente es tratar de hackear Google?. Pues lamentablemente es lo que acaban haciendo muchos profesionales y empresas con sus estrategias de optimización. Esto no es inteligente por muchísimas razones, algunas tan obvias como que Google actualiza su algoritmo de búsqueda muchas veces a lo largo del año (15 cambios en 2013), y en cada una de esas actualizaciones existe el riesgo potencial de que nuestra estrategia basada en hackear el algoritmo actual para tomar ventaja, deje de funcionar.

Google -siempre- lo ha dicho por activa y por pasiva, el contenido es el Rey indiscutible. Aún así la mayoría de estrategias SEO están basadas en medidas tomadas teniendo en cuenta y pensando en los buscadores, no el usuario, que al final es el que consume y actúa con nuestro contenido. Esto, aunque nunca tuvo mucho sentido, ahora directamente no funciona.

La importancia de centrar nuestra estrategia en el usuario en lugar del buscador queda más patente aún con la última gran actualización del algoritmo de Google: Hummingbird.

SITUACIÓN ACTUAL

La nueva actualización del algoritmo del buscador Google se llama Hummingbird, y se estima que ha tenido un impacto sobre el 90% de las búsquedas en todo el mundo.

Esta actualización se centra en lo que Google llama búsqueda conversacional, es decir, entender el contenido, las palabras palabras que lo forman y el contexto en el que se encuentran como conjunto. Dicho de otra forma:* entender el contenido como un humano*, no como un robot, de ahí la importancia de planificar el contenido para seres humanos en lugar de para buscadores (robots de búsqueda).

Quizás una de las novedades más aparentes de Hummingbird y su búsqueda conversacional es la posibilidad de búsqueda por voz (icono del micrófono) que tenemos a nuestra disposición en la página principal del Google.

Parece ser que los esfuerzos de Google se centran en entender mejor el contenido y tratar de ponerse en la piel de un humano a la hora de interpretarlo, independientemente de las palabras clave encorsetadas en el título, headings y demás.

Todo esto enlaza con lo explicado en el inicio de este artículo. Los esfuerzos deben ir encaminados en producir contenido de calidad pensando en personas, no en los buscadores, ya que Google con cada actualización, mejora en su interpretación del mismo y no tiene en cuenta los hacks que estén de moda en ese momento.

Es decir, ya basta de contenido optimizado para un buscador, con palabras clave por todas partes aunque sintácticamente no sea correcto y fonéticamente suene mal ya que un humano no habla así.

LO QUE SI FUNCIONA

Una vez más. Aunque debamos centrar nuestros esfuerzos en producir contenido de calidad, hay toda una serie de medidas y factores a optimizar que son independientes del buscador, es decir, siempre van a funcionar por muchas veces que actualice Google su algoritmo de búsqueda. Son una apuesta segura. Por citar algunos y sin entrar en detalle (más detalles al final, en las referencias):

  • Datos estructurados (Microdata, Microformats, RFDa).
  • Información de autor, aunque tengamos que pasar por Google+.
  • Un buen diseño que se centre en la experiencia del usuario.
  • Tener en cuenta los dispositivos móviles (Diseño Web Responsive).
  • Optimización de los recursos de la Web para que cargue más rápido, CDN, minification, etc.

CONCLUSIÓN

Como podéis comprobar, lo que anticipábamos en mi primera intervención sin duda se va cumpliendo. No es que yo sea adivino, es que Google siempre ha sido claro en sus intenciones: contenido de calidad, original y experiencia centrada en el usuario. Esa es la receta.

En lo personal, es muy triste que en una primera toma de contacto con un cliente te des cuenta de cómo ha sido engañado y utilizado con este tema. De cómo le han generado una necesidad artificial y unas expectativas que no se corresponden con la realidad, aprovechándose de su desconocimiento en la materia.

Creo sinceramente que la «optimización de buscadores» está llegando a su fin, porque cada vez es menos necesaria para profesionales y empresas, tal como hemos visto. En su lugar tendrá que convertirse en optimización de contenido y los esfuerzos centrados en producir contenido de calidad para los seres humanos. Algo que, aunque desde el principio parecía obvio, era mucho más sencillo vender la moto con siglas, acrónimos y tecnicismos varios por una única razón:

Producir contenido de calidad siempre funciona, pero requiere talento y un esfuerzo continuado.

ACLARACIÓN

No estoy en contra de las medidas SEO más populares. Creo que la mayoría tienen una base casi científica que avala su efectividad.

Sencillamente pienso que no tienen sentido en ámbito en el que se aplican. Es decir, con clientes pequeños, profesionales, pymes, etc, más aún porque para poder aplicarlas el cliente se olvida de lo principal, que es producir contenido de calidad, relevante para su público potencial.

Creo que el SEO en profunidad debe quedar relegado a las grandes cuentas y a las grandes acciones de publicidad y marketing, donde donde la competitividad es tan extrema que estos factores pueden ser decisivos.

ENLACE AL PODCAST

Muchas gracias Andrés por permitirme participar una vez más 🙂

REFERENCIAS